Tras la experiencia adquirida durante años como curtidores, en 1940 nace el almacén de curtidos “Barbero” con la filosofía de dar un esmerado servicio a sus clientes, manteniéndose y transformándose con el paso de los años para adaptarse a ellos, llegando hasta nuestros días con el mismo espíritu de superación y trato personalizado, que junto a la experiencia acumulada, mantiene la filosofía de ofrecer a nuestros clientes calidad de servicio, de producto y un precio altamente competitivo.

En nuestros almacenes existe una amplia gama de articulos en stock, para la inmediata entrega. Entre ellos encontramos artículos de todo tipo que cubren las exigencias del consumidor más clásico hasta el consumidor de artículos de vanguardia y pronto moda.